Entrevista a Luis Perdiguero

 

Entrevista a nuestro director Luis Perdiguero (realizada por  Interempresas.netICandela 031) donde nos habla de La Luz, los diseños, y los procesos creativos de aprendizaje y realización.

“Siempre he pensado que había que llenar la carencia existente para todos los que amamos la luz”

 

La luz, nuestro pincel en la escena

 

Hace 25 años, junto a mi admirado Josep Solbes, descargaba, de la misma furgoneta que conducía, mi primer foco para ayudarle a crear el diseño de iluminación del espectáculo ‘Caníbales’ en Alicante, mi ciudad de adopción. Ha pasado el tiempo, y en unos días se fallan los XII Premios de Teatro Musical, y ser finalista a la categoría de Mejor Diseño de Iluminación por ‘El Médico, el musical’, en un año con tantos y tan buenos musicales y tan excelentes diseños de iluminación en nuestras carteleras (‘West Side Story’, ‘Anastasia’, ’33 el Musical’, ‘El Jovencito Frankenstein’, etc.), te hacen sentirte orgulloso de poder haber conseguido llegar a lo que desde niño siempre soñé, poder expresarme creativamente a través de La Luz.

Muchas veces me preguntan mis alumnos qué cual ha sido el camino para diseñar la iluminación de espectáculos para musicales (en lo que para mi es la expresión más dura, exigente y actualizada a la hora de realizar un diseño de iluminación escénica), o diseños para música en vivo, danza y teatro. La respuesta siempre es la misma: exigencia, aprendizaje, trabajo, constancia, creatividad y riesgo.

Exigencia

 

Con uno mismo, con las metas, con los proyectos, con el trabajo. Nunca pensé en ser director técnico del Centro Dramático Nacional, estrenar un diseño de iluminación en el New York City Center, en el Detroit Opera House o en el Théâtre de la Ville de Paris. Pero de repente allí estaba. Siempre he pensado que, si me lo hubiera propuesto, no lo hubiera conseguido. Creo que lo más importante para exigirse, es saber de tus carencias y limitaciones. Y solo hay un camino para abordarlas. El aprendizaje.

Aprendizaje

 

¿Dónde y como se aprende a diseñar la iluminación de espectáculos para teatro, danza y musicales? Yo fui un privilegiado, tuve la oportunidad de tener una muy buena formación técnica en la que para mí es la mejor escuela de técnicos, el Centro de Tecnología del Espectáculo, de salir fuera de España para especializarme en diseño (no había escuelas en España) y en una época donde el trabajo no faltaba, de trabajar al lado de los mejores diseñadores, valorados internacionalmente, mis maestros: el citado Joseb Solbes, Jennifer Tripton, Juan Gómez Cornejo, Juanjo Llorens y Gloria Montesinos.

 

 

foto

‘El medico, el musical’. Diseño de iluminación: Luis Perdiguero. Foto: Nacho Arias.

 

 

Pero los tiempos han cambiado, a mejor o a peor, yo no lo sé, todo está en constante transformación, y lo de ayer no vale para hoy. Del mismo modo sucede en el mundo de la iluminación y su hermana mayor, las nuevas tecnologías. Y, por desgracia, el trabajo ahora si falta, la situación económica no es la de antes y ya no es tan fácil tener a un diseñador que acompañar, ni poder salir fuera para estudiar. Y en contraposición, la necesidad de actualizarse, aprender, renovarse, formarse, cada día es más necesario a la hora de abordar un diseño de iluminación.

Se da un gran paso con la creación de la Asociación de Autores de Iluminación (A.A.I.), Asociación que lucha por y para que la iluminación tenga su peso y hueco en las artes escénicas, y dentro del campo de la formación comienza a llenar el gran vacío creando monográficos, charla, conferencias y luchando para tener una formación reglada en nuestro país. Algo hoy inexistente.

Y cada uno, a nuestra manera, damos nuestros pasitos. Pasos desde la creencia que la cooperación y la transmisión de conocimientos es la base del aprendizaje. Siempre he pensado que había que llenar la carencia existente para todos los que amamos la luz, e incluso algo tan sencillo como poder recabar información actualizada de nuestro mundo, muchas veces nos es complicado.

 

 

foto
‘Suspended in time’, Corella Ballet. Set y diseño de iluminación: Luis Perdiguero.

 

 

Con esa obsesión de poder suplir el vacío existente en un mundo que me apasiona, creé hace 10 años www.luisperdiguero.com, una web basada en la cooperación cultural y en la búsqueda de la actualidad dentro de las artes escénicas, y en especial de la iluminación espectacular. Con acceso directo a más de 1.000 webs de iluminación, investigación y documentación, con un directorio de profesionales que ofrecen sus trabajos, y ya con casi 300.000 personas que las visitan. Pero seguía existiendo la falta de escuelas de formación especializada en el aprendizaje dentro del campo de la creación lumínica y el diseño escénico mediante la luz. Creamos DiiVANT – Artes Escénicas, un centro de formación especializado en diseño de Iluminación para teatro, danza y musicales, donde los docentes, todos diseñadores en activo, socios de la AAI y la APPEE y de la talla de Carlos Torrijos, Nicolás Fischer, Elisa Sanz, Olga García, Felipe Ramos o Álvaro Luna, transmiten su manera de crear, diseñar e imaginar. Formando a partir de la realidad de nuestro medio, intentado que la luz nos pueda servir como una herramienta personal de expresión artística en base a una realidad actual y viva, tomando como base las nuevas tecnologías.

Son sólo pasos, pequeños, que vienen acompañados en estos últimos años de nuevas escuelas de formación que lo complementan, asociaciones que crean sus propios cursos, talleres especializados, incluso la creación de un máster de Iluminación Escénica, como el del IED, que tengo la suerte de dirigir y estar acompañado por los profesores y diseñadores de DiiVANT-Artes Escénicas.

Son caminos que están abriendo una nueva vía para algo fundamental, la formación especializada en iluminación escénica, respondiendo a la pregunta del dónde y cómo formarse para ser iluminador, pero es tan sólo la puerta de entrada, una vía que rápidamente se cierra si no va acompañada de trabajo y constancia.

foto

‘Donde el bosque se espesa’. Diseño de iluminación: Luis Perdiguero. Foto: Javier Naval.

Trabajo y constancia

 

No sé si será un error. Pero no creo en la suerte. Y sí en el trabajo.

  • Reuniones con el equipo creativo.
  • Estudio de todos y cada uno de los elementos que envuelven una puesta en escena y su aplicación en la dramaturgia que desde la dirección se interpreta.
  • Asistencia a ensayos.
  • Planteamiento y estudio de nuestro diseño para integrar y dar significado al conjunto de la creación.
  • Organizar y planificar un montaje acorde a un diseño de iluminación, optimizando tiempo y recursos en un montaje.

Son, todos ellos, pasos previos a la creación de nuestro diseño, que requieren de nuestra máxima atención. Sin pasar por cada uno de ellos, nuestro diseño no tendrá vida.

¿Y cuál es nuestro límite ante ello como diseñadores? Saber que ante una propuesta de iluminación se ha dado hasta la extenuidad. Poniendo un ejemplo dentro en la escena, como me decía Ángel Corella cuando echaba humo para crear ambientes en sus coreografías y le peguntaba cuál era su límite, él siempre me respondía: “El límite del humo es que no se vea al bailarín danzar”.

 

 

foto

Terrenal. Diseño de iluminación: Luis Perdiguero.

 

 

Si se sigue ese principio, como mínimo uno quedará satisfecho, seguramente el diseño de iluminación será digno, no sé si excelente, pero si satisfactorio. Y ante el error, el mejor remedio es ser constante, levantarse, aprender, registrar y, para la próxima, no repetir.

Estructuras de trabajo que, acompañado al riesgo, te hacen encontrar un camino, un lenguaje, tu manera personal de contar historias desde la luz.

Riesgo

La creatividad siempre es un hada difícil de manejar, y desde el diseño siempre cabe la posibilidad de imaginar, desde la convención, desde la seguridad, desde los cánones establecidos. Saltarse esa delgada línea roja es el comienzo del vértigo. Pero sin búsqueda no hay creatividad. Hay norma, no hay imaginación, no hay ilusión ni sorpresa.

Para partir de esa premisa solo es posible por el aval de todas y cada una de las piezas que cierran el circulo a la hora de realizar un diseño de iluminación: exigencia, aprendizaje, trabajo, constancia, creatividad y riesgo.

Cuando se me sugirió que escribiera sobre mi planeamiento para aquel que quiera saber como se inicia alguien en el diseño de iluminación escénica, sólo se me ocurría poder contarlo desde mi experiencia, espero sirva de ayuda para todos aquellos que con ilusión quieran expresarse a través de la luz.

 

La luz es nuestro pincel en la escena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *